miércoles, 16 de marzo de 2011

Promocionándome ando

Ha llegado el momento de la autopromoción. Sí, amiguitos, todos sabíamos que este momento llegaría.
El lunes subí a la página web mi primera emisión para Orange R@dionet, donde desarrollo mi proyecto como voluntaria europea (EVS). En este enlace podéis escuchar el programa sobre un taller de reciclaje organizado por Solidarity Tracks para niños de Lefkada.

Debo reconocer que no estoy satisfecha del resultado final. Debido tanto al micrófono como al ordenador con los que realicé la grabación, hay algunas partes en las que el sonido no es del todo limpio. Ahora que sé cuáles son las condiciones en las que voy a trabajar, trataré de que las próximas emisiones salgan mejor. También me gustaría mejorar mi expresión. El hecho de hablar en inglés limita la naturalidad y me noto muy “forzada” en la locución. A parte de que mi acento español es más que evidente. Supongo (y espero) que esto es cuestión de práctica también.

Actualmente, (casi) todo tiene un lugar en las redes sociales. Por eso, he creado una página de facebook para informar y promocionar las novedades de Orange R@dionet. Desde aquí os invito y animo a que paséis por esta página y pinchéis en “me gusta”.

Por otro lado, estoy empezando a trabajar para crear una nueva página web para Orange R@dionet. La actual, como habrá podido comprobar quien la haya visitado, tiene muchas carencias tanto en diseño como en usabilidad (siempre me encantó esta palabra y no tengo la oportunidad de utilizarla a menudo). Aunque esto me llevará tiempo, esfuerzo y más de una discusión con Dreamweaver, con el ordenador y con la tecnología, en general.

Hasta aquí el momento autopromoción. Pero no os confiéis porque pienso volver con más información de este tipo.

viernes, 4 de marzo de 2011

Causas y efectos de la última huelga general en Grecia

Por todos es conocido la fuerte crisis económica que está pasando Grecia. Sus problemas financieros han provocado un empobrecimiento de la población y una ambiente de desconfianza completa de los ciudadanos hacia el sistema político. Por ello, hace aproximadamente un año, desde que el gobierno se vio obligado a pedir el rescate económico a la Unión Europea, las medidas para frenar el gasto y recaudar dinero se han venido produciendo constantemente. Desde este momento, las huelgas en Atenas son habituales, casi semanales. De hecho ya comenté que en mi llegada al país, lo primero que me encontré fue una huelga de autobuses. Sin embargo, la que tuvo lugar el último miércoles de febrero fue de mayor repercusión y seguimiento.

manifestantes lanzando objetos a la policía (en la parte de arriba a la derecha)
barrera de policia para impedir la entrada de manifestantes a la plaza Sintagma
Los diversos sindicatos del país convocaron para el día 23 una huelga general en todo el país para protestar por las fuertes medidas de austeridad que el gobierno de Yorgos Papandreou está llevando a cabo para intentar superar su grave situación económica  y salvar de la bancarrota al país. El último plan del Ejecutivo, por ejemplo,  consiste en recortar un 10% los gastos públicos de este mismo año, congelando los salarios y aumentando la edad de jubilación. Algo que a los españoles también nos suenan.  Los griegos se quejan de que estas medidas están provocando un aumento del paro, un empeoramiento del sistema público, encarecimiento de la vida y ruina de las familias. En definitiva, la destrucción de su calidad de vida.



Al parecer los mayores enfrentamientos se produjeron en la plaza Sintagma, donde se encuentra el Parlamento heleno. Puesto que nuestro hotel se encontraba a escasos metros de la concentración, nos aconsejaron no salir de él, por lo que me tuve que conformar con presenciar la situación desde la terraza.


Durante esta jornada de paro,  el transporte por ferrocarril y barcos entre el continente y las islas quedaron sin servicios. Además, más de un centenar de vuelos nacionales fueron suspendidos. Según el sindicato “Confederación General de Trabajadores”, el seguimiento fue de un 100% en refinerías, construcción y transporte, así como del 90% en el sector servicios.

martes, 1 de marzo de 2011

Gran seminario en Atenas y visita a la Acrópolis

Como ya he comentado, toda la semana pasada estuve en Atenas participando en un seminario ofrecido por la Agencia Nacional Griega para los voluntarios recién llegados al país. En total, éramos 42 jóvenes de 17 nacionalidades distintas pero, como en casi todos los sitios, abundábamos los españoles. Nos alojamos en el hotel Titania, en el centro de la ciudad y a escasos quince minutos andando de la Acrópolis. Durante estos cinco días hemos realizado diversas actividades con el objetivo de conocer a otros voluntarios en el país, reflexionar sobre nuestros proyectos, conseguir motivación y confianza y, por supuesto, conocer un poco mejor la cultura de Grecia. La verdad es que tanto este seminario en el país de destino como el que se realiza antes de salir del país de origen, me parecen muy útiles y necesarios para los voluntarios. Por eso, no me parece nada bien que la Comisión Europea haya decidido que el próximo programa no tenga formación a la salida. Pero bueno, esto es otro asunto.


Atenas es una ciudad enorme (más de lo que me imaginaba) y con bastantes contrastes. He de decir que la ciudad moderna no es bonita pero caminando por ella te puedes encontrar con antiguas construcciones impresionantes.
Estadísticamente hace alrededor de cinco años, Atenas era la capital europea más segura. Ahora, no solo es que no lo es sino que hay zonas que verdaderamente parecen algo peligrosas. Aunque hay que decir que también se ve mucha policía por las calles lo cual da algo de confianza al turista. Una de las cosas que más me chocó fue una de las noches que salimos y pasamos por Omonia square.  Allí había diversos grupos de personas "pinchándose" en mitad de la calle. Pero lo curioso no es que haya gente consumiendo droga (porque en cualquier gran ciudad del mundo puedes encontrarlo) sino que en esa plaza hubiera cuatro policías en cada esquina vigilando la situación. Sin embargo, si te pillan fumando o llevando marihuana o cannabis por la calle se te puede caer el pelo.
A parte de conocer a mucha gente interesante, sin duda una de las mejores cosas de la semana ha sido poder visitar la Acrópolis. El Partenón, el templo de Atenea Niké y demás monumentos de la antigua Grecia se conservan como pueden pero no dejan de impresionar.

Desde esta mañana estoy sola en el proyecto de OrangeRadionet ya que la anterior voluntaria ha vuelto a casa. Esto significa que la responsibilidad de que todo vaya bien depende de mí. Por lo pronto me he puesto manos a la obra y he estado entrevistando a niños que participan en el taller sobre reciclaje organizado por mi asociación (Solidarity Tracks) para hacer un pequeño reportaje.
Por otro lado, si no hay cambios, esta tarde empezaré las clases de griego. Esto es algo de lo que tengo bastantes ganas porque es complicado hacer cosas sin tener ni idea del idioma. Es cierto que en Grecia la gente tiene algo de idea de inglés, pero en ocasiones la comunicación es imposible.